PRENSA

Cabaret de entreguerras – Diario El País

“Brecht resume toda su filosofía y su pensamiento en una simple y sencilla frase: comer primero, luego la moral. Él sigue siendo el poeta con la habilidad para la respuesta irónica y desvergonzada, la narración épica. Es por eso que se hace imposible relegar a Brecht al desván de los trastos, o aún peor, al mausoleo de los clásicos, como muchos lo han intentado”, afirma el director, quien en 40 años de carrera ha llevado a escena numerosos textos de corte comprometido, desde la recordada La empresa perdona un momento de locura, de Rodolfo Santana, hasta las mejores obras de Darío Fo.

Leer más

Frescura y elegancia para el viejo germano gruñón – Diario El País

Quizá hoy la obra de Brecht sea más fácil de ofrecer al espectador a través del musical que del teatro de texto. Un acierto en esa modalidad que mezcla versos, conceptos políticos y música, es Un caballo se lamenta, una obra que puede ser vista con placer, que dura una hora y entretiene con arte y deja algún concepto para repensar.

Leer más

La sociedad en la mira – Brecha

Un caballo se lamenta (Notariado) es un provechoso repaso a canciones de Bertolt Brecht, Kurt Weill y H Eisler, más textos del primero y Marcelino Duffau, con dirección de este último y los arreglos musicales de Fernando Chitnisky y Edelweiss Loyate. Como era de esperar, el autor de Galileo Galilei y La ópera de dos centavos, aflora por doquier, invitando a la platea a pensar sus agudas letras –acerca de la sociedad de ayer y todavía de hoy– y a disfrutar la contagiosa música que el trío compuesto por Melanie Catán, Melina Gorzy desgranan con hermosas voces e ímpetu juvenil.

Leer más